Show/Hide

News Releases

Print
Press Enter to show all options, press Tab go to next option

City suspends enforcement of RV rules to allow quarantine

Post Date:04/27/2020 5:23 PM

Contact:  Tom Hacker, Public Information Officer, 970-800-1814

The need for special quarantine arrangements to slow the COVID-19 pandemic’s spread has led the City of Loveland to suspend enforcement of some Municipal Code provisions governing recreational vehicles. 

City Manager Steve Adams has signed an emergency order, under powers granted by the City Council, to allow RVs parked on private property to be used as overnight accommodation with the property owner’s written consent. 

The order is necessitated by the needs of some families in which one or more members of a household may need to be quarantined or sheltered apart from others to lower risk of COVID-19 infection. 

While the emergency order did not require City Council approval, it arose from a City Council initiative brought forth by Councilmember Andrea Samson, who had learned other communities had similar provisions in place. 

For example, hospital workers in many parts of the nation have chosen the option of using RVs parked outside their homes as a way of limiting contact with other family members, reducing the chance of COVID-19 exposure.

The order allows for use of RVs for accommodation under conditions that prohibit the use of external generators, and that prohibit the vehicles from being parked in the public right-of-way. The order applies to self-propelled vehicles and other wheeled vehicles such as fifth-wheel trailers, camper shells and camp trailers.

La ciudad suspende la ejecución de las reglas de RV (vehículos recreativos) para permitir cuarentena

La necesidad de acuerdos especiales de cuarentena para reducir la propagación de la pandemia de COVID-19 ha llevado a la Ciudad de Loveland a suspender la ejecución de algunas disposiciones del Código Municipal que rigen los vehículos recreativos.

El administrador de la ciudad Steve Adams ha firmado una orden de emergencia, bajo los poderes otorgados por el Concejo de la Ciudad, para permitir que los vehículos recreativos estacionados en propiedad privada se utilicen como alojamiento durante la noche con el consentimiento por escrito del propietario.

La orden es requerida por las necesidades de algunas familias en las que uno o más miembros de un hogar pueden necesitar ser puestos en cuarentena o protegidos de otros para reducir el riesgo de infección por COVID-19.

Si bien la orden de emergencia no requería la aprobación del Concejo de la Ciudad, surgió de una iniciativa del Concejo de la Ciudad presentada por la concejal Andrea Samson, quien se enteró que otras comunidades tenían disposiciones similares.

Por ejemplo, los trabajadores de hospitales en muchas partes de la nación han elegido la opción de usar vehículos recreativos estacionados fuera de sus hogares como una forma de limitar el contacto con otros miembros de la familia, reduciendo la posibilidad de exposición al COVID-19.

La orden permite el uso de vehículos recreativos para alojamiento en condiciones que prohíben el uso de generadores externos y que prohíben que los vehículos se estacionen en el derecho de paso público. La orden se aplica a vehículos autopropulsados y otros vehículos con ruedas, como remolques de quinta rueda, caravanas y remolques de campamento.